martes, 30 de marzo de 2010

Amanecías



Imagen de la red.

Amanecías sobre los ocres dorados del fin de la tarde. En el oriente de tu reino se izaba lánguida la bandera de ambar nacarado en un cielo sin mácula. Lentamente ascendías haciendote más y más grande hasta que decreciste para presidir la boveda celeste o el lugar donde viven los deseos.

El horizonte de cobalto te esperaba calmado en la bajamar y las aves de paso se bañaban con la luz de tu faro. Una nube de ceniza quiso regalarte su pañuelo blanco y atravesándola de parte a parte con tus dedos magos iluminaste su tul sobre el cielo raso.

La noche retrocedía a tu paso lento mientras las estrellas contenían su fulgor lejano en señal de respeto. Una a una las sombras abandonadas por el sol se vistieron de ti alargándose y dibujándose de nuevo.

Por eso no tardes, ilumina, entra en la alcoba y ponle luz a los sueños insomnes que me recorren. Sólo a ti te espero: colmada marea que crece en el cielo.

Por el lobo que camina.

Safe Creative #0908074208066

8 comentarios:

  1. Lobo , me encanta tu forma de dar vida a las imágenes que dibujan tus letras. Se impregnan a uno el amanecer, el horizonte, la noche y esa espera que se derrama sobre mares que crecen en el cielo.
    Un abrazo
    Cecy

    ResponderEliminar
  2. La noche siempre retrocede cuando el sol del amor la ilumina …simplemente hermoso!! …besos

    ResponderEliminar
  3. Todo ocurre aquí adentro y brota y nace sin ni siquiera saber como ni por qué.
    Aullidos biluminiscentes poeta

    ResponderEliminar
  4. que bonito eso que dices Beatriz, "el sol del amor" con tu permiso lo guardo en lado amable del corazón.
    Aullidos y besos

    ResponderEliminar
  5. Estuve viajando Lobo!!
    Fui al Norte, luego al Sur... acabo de llegar de la Patagonia... de estar entre gigantes que se alzan a la vera de un río o un lago y hacen que uno se sienta tan pequeñito y a la vez tan parte de tales maravillas...
    ...y aquí, en tu blog, vulevo a encontrarme con mi mar, que hace tanto tiempo no veo...
    Gracias por compartir su belleza y tus hermosos textos que lo decoran con bellas palabras que tienen los colores del amanecer...
    Un beso y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Celebro tu viaje y regreso Mónica!

    Aquí, como suele, la mar es importante, por eso importa que vuelvan las olas con la marea.

    Aullidos afectivos porque Aquí-allí- nos encontramos.

    ResponderEliminar
  7. La luna de plata se refleja en el mar, y trae los haces de luces de tus sueños, que entraran cumplidos a tus días, como la aurora...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. bienvenida a la mar del lobo aquella que viene de Loraine, un placer tener por aqui tus bellas letras.
    Aullidos y abrazos

    ResponderEliminar