lunes, 19 de abril de 2010

Ciérrate en beso



Imagen Vladimir Volegov.red couch


"Vamos ahora a la Luna. En realidad, no está tan lejos.
El hombre puede ir muchísimo más lejos sin salir de sí mismo"

Anaïs


Ciérrate en beso. Así. Ahógame el pecho con tus labios ciegos. Derrámame, arrójame fuera de mi cuerpo o sálvate. No me dejes ni un aliento que sepa a sangre coagulada. Quiero labios como mares de tormenta a sal y golpe de mar. Se ola y zarandea mi navío con tu marea y empújame fuera de la ropa y sálvame. Así.

Ábrete al fuego y asólame entero, como si no hubiera noche, como si no fuera a llegar nunca el hálito nuevo de la mañana. Haz que fenezca como se pierden los barcos contra las rocas rectas. Desfóndame la cubierta de tanto hollarla y que sea el viento fiero de tu cuerpo el que haga bramar la jarcia de las velas. Quiero ser el naufrago que hundió su velero para yacer en el abismo de tu cuerpo. Ciérrate en beso; así. Como si al ahogarme, tus labios concedieran la vida eterna.

Por el lobo que camina.

Safe Creative #0908074208066

6 comentarios:

  1. que pasion!! morir y vivir por unos labios, que pena tan dulce!

    ResponderEliminar
  2. los besos son una fuerza superior, la caricia más bella que puede darse.
    Gracias Anny, aullidos afectivos.

    ResponderEliminar
  3. Se me ha perdido el beso que me cerraba, y ahora mi sentimiento anda suelto, tan sólo jugaba a volar sintiendo, y voló tan lejos que dejé de verlo... pero ahora ya sé a dónde fue, porque aún, en la distancia, escucho la voz de su silencio colmando mis labios con su eco, de aromas mágicos y salados me atraviesa con su aliento, y no está tan lejos, aún me cierra... si lo siento.
    (una pequeñita persona que disfruta leyéndote)

    ResponderEliminar
  4. enardecido...por los besos deambulantes de una sirena errante...
    hermoso llamado..

    Cariños lobo

    ResponderEliminar
  5. Mientras sean respetuosas la huellas, la mar está abierta.
    Gracias por leer

    ResponderEliminar
  6. En éste caso no es sirena sino Ninfa de las fuentes, pero el agua siempre es agua...

    Aullidos con natural emoción.

    ResponderEliminar