jueves, 15 de abril de 2010

En el fin de la tarde



Imagen Andrés Fernández.

La luz abandona el paseo donde los adoquines saben a mar. Poco a poco se deshacen los naranjas pintados en las alas del horizonte y unas farolas tímidas empiezan a latir. La brisa sostiene las gaviotas quietas en el índigo oscurecido del oriente, hasta que pasa una pardela cenicienta piafando sobre la cresta de las olas y despierta desgarrando el azul con su espuma blanca.

Hay una pareja abrazada junto al muro gris que se delata, no puedo verles los ojos, pero en la ceniza que envuelve su contorno, alumbra queda una estrella. Pasa un hombre con un perro que juega y sus cabriolas animan el ajedrezado solitario de las baldosas ciegas, luego se pierden en las sombras silenciosas que a lo lejos se derraman, allí , donde todo se hace noche o se hace nada.

Uno a uno se van todos y dejan- nos dejan- impares a los centinelas inmóviles del paseo .Entre la penumbra de las olas despunta la sonrisa sonora de la mar que se finge dormida, como si a solas hablara en sueños de algas y sal.

Por el lobo que camina.

Safe Creative #0908074208066

8 comentarios:

  1. hola muy buen trabajo me gusto mucho!
    saludos
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  2. Uno a uno se enreda en los sentimientos de la belleza del texto…se hace sombra para ver lo luminoso que se asoma aun en la penumbra de la melancolía que se asoma….besos

    ResponderEliminar
  3. Mi querida escriba, no es lo mismo un tentáculo que un tentaculo, pero no sé a que trabajo se refiere, aquí no hay de eso.
    Aullidos y saludos

    ResponderEliminar
  4. Con X de beatriz es mucho el asomar eso que dices, pero dime: ¿qué es lo que se enreda?, creo que se te han enredado las ideas al escribir.
    Aullidos y besos.

    ResponderEliminar
  5. Me quedo siempre atontado leyendo e imaginando los paisajes que nos propones, la verdad no se de que me sorprendo, siempre lo haces...
    felicidades, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. No todo el mundo tiene la capacidad de sorprenderse y de ver paisajes donde tan sólo letras hay, por ello, Suso, el lobo te abraza afectivamente,portador del paraíso.

    ResponderEliminar
  7. En las penumbras aparece tanta magia...la nostalgia, la emoción, el amor y el desamor, las cenizas olvidadas, de momentos del pasado pernoctando en un corazón alterado.

    bello, sugerente.... me ha encantado

    Un besito y un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Todo corazón alterado Lorena se calma, como ese mar que sonríe a las rocas en la oscuridad de la noche.
    Aullidos besos y abrazos

    ResponderEliminar