viernes, 20 de agosto de 2010

El tiempo de los árboles.




Imagen es luparia

Hace mucho que no escribo. Y se me duermen las manos de corteza o de hueso y se adormece el sueño en un limbo sin imaginación donde no hay huellas. Sólo la nada de un todo que se cierne como un fantasma sobre las palabras que nacen de mi mente para no ser escritas. Figuras, sombras, alargadas luces de ocaso, y al final, un cielo negro, o quizá sea blanco, como ese papel inaugurado que reposa sobre la cómoda y que lleva tú nombre.

Hace mucho que no escribo. Como si fuese un río, que en la desembocadura, se muere en la mar y crea olas saladas y dulces. Pugna con bravura con la marea, que intenta anegar el estuario ajeno a la sal en la ribera. Allí un álamo se mece entre los juncos, espadas largas que protegen su guardavela en la vigilia de los seres que no hablan pero respiran.

Hace mucho que no escribo, quizá sea ahora otro árbol más callado, pero igual de florido.


Por el lobo que camina.

Safe Creative #0908074208066

8 comentarios:

  1. hay veces en que no podemos escribir y no entiendo bien por que pasa, a lo menos a mi me cuesta escribir cuando mejor estoy, cuando más felicidad guarda mi corazón....

    Y tu frase final final quizás lo dice : quizá sea ahora otro árbol más callado pero igual de florido.
    cariños con natural emoción

    ResponderEliminar
  2. Pues no dejes de escribir porque tus texto son sorprendentes, que bien transmites, es un placer leerte, de verdad. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tal vez tengas razon, puede que el arbol tenga mas flores pero es una penas que nos prives, a los que disfrutamos leyendote, de sus frutos. Un abrazo con sabor a sal.

    ResponderEliminar
  4. Sigue escribiendo Lobo, seas arbol, animal, campo, mar, cielo o barco...al fin y al cabo todo tiene su expresión y a ti se te dá muy bien escribirla...Saludos

    ResponderEliminar
  5. con natural emoción el lobo te agradece las palabras, en el marasmo en que me hallo, hasta en el blanco andan letras.
    aullidos y abrazos

    ResponderEliminar
  6. Digamos amigo descubridor del paraíso que escribir es algo que no puedo dejar de hacer, me tiene acorralado contra las cuerdas. La fuerza es letra.
    Aullidos afectivos Suso escriba

    ResponderEliminar
  7. Gracias por esas palabras Cani de la mar de los astures, aullidos con mar y algas del atlante.

    ResponderEliminar
  8. pinceles o letras, qué más dá el caso es colorear y crecer sonrisas.
    Aullidos y saludos Abela

    ResponderEliminar