viernes, 17 de febrero de 2012

Für "Schnucki"


"Y cuando en un futuro próximo o lejano, las manos del Destino, os pongan de nuevo frente a frente.
No diréis: "Te perdí y vuelvo a encontrarte". Sino: "Fuiste un sueño que vivió en mí para convertirse en realidad".
Y habéis vivido, a pesar de la distancia y el tiempo, unidos el uno al otro.
Vuestro reencuentro no será el del viajero que vuelve a su ciudad y la encuentra cambiada.
Sino como el de aquel que besó los capullos de su jardín un atardecer, sonó con ellos durante la noche y, al despertar, los vió, con gozo convertidos en flores;
O como el del que cerró un momento los ojos velados por las lágrimas y, al volver a abrirlos, halló al Ser Amado, más bello, más puro y más suyo.
En verdad os digo que el adiós no existe:"
No hay olvido,(...).

Khalil Gibran.




Y en el día en el cual los Sodales Luperci poblaban las calles y se manchanban la cara de sangre bajo la atenta mirada de la higuera Ruminalis, a nosotoros y a ti, amada Kiwi, se nos terminó la suerte.
Nubes de tormenta asolan ahora la costa donde no ha cesado de llover, pero a lo lejos, donde el sol inflama el horizonte un rayo de luz dibuja tu silueta en la mar.

No puede medirse el cariño en el tiempo que nos regalaste, pues no todas las estrellas lucen por igual, Diosa de la ternura desmedida, más desde el día que adoptaste a Elisa, fuiste la luz en la oscuridad. Truhán salteadora del cubo de la basura, robin hood de los tesoros de la encimera; diablilla que se encondía bajo el edredón de la cama y te despertaba comiéndote a besos por la mañana; Ladrona de tiernos y adorables ojos, compañera inseparable de mis tardes de sofá. Rastreadora infatigable de todos los caminos, saltimbanqui bufón que nos alegraba la vida; ser luminoso y magnífico corazón: La mejor amiga de nuestra niña Chinina que ya te extraña la que más.

Desde el muelle que une los mundos decimos, no adios,sino hasta luego, a tu menudo velero que se aleja en pos de la eternidad.

¡Hasta la vista amada compañera!



"Hoy el amor es un cielo sin estrellas donde la luna se esconde y por faltar, falta hasta el lobo que solía aullar encima del otero, ahora solo, donde ni el viento quiere posarse"


In Memoriam Schnucki.


Por el Lobo y Elisa que caminan sin su liebe kleine Grashüpferin.




No hay comentarios:

Publicar un comentario