viernes, 27 de diciembre de 2013

Naufragios I



Imagen de Vicente Ansola ganador del Hasselblad Master Awards 2012 y paisano del lobo.

Esta mañana me he despertado náufrago, con el navío acostado en la bajamar de una cama demasiado vacía. Las sábanas arrugadas eran como esas ondas que dejan las mareas vivas en la arena húmeda; interminables surcos donde aveces se demora el agua de la mar. Ayer Odiseo desató las amarras que lo encadenaban a Circe, a las Sirenas, a las tardes de guerra en Troya y por eso no deja de mirar al mar desde el castillo de popa: tan solo azul que se funde con el cielo.
No me acostumbro a la vieja costumbre de estar solo, de mirar el reloj como el que observa una roca gris, de llenar las horas sin la esperanza de su regreso, por eso, me refugio cada vez más en un libro o en una lenta caricia sin final a los perros. Así se me pasan las horas, con la desgana de conocer playas nuevas, de pasear en busca del ocaso,de escribir, o simplemente de recorrer el parque bajo el dosel estrellado de la noche.
Esta mañana me he despertado náufrago en alta mar, y el cincel de las olas había borrado- al fin-, el contorno de su isla en todas las cartas náuticas.

Por el lobo que camina.

Safe Creative #0908074208066

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada