viernes, 9 de abril de 2010

Abril llega y me traspasa



Imagen: Ocean sunrise. Elisabeth Olver. acrylic.

Abril llega y me traspasa el alma. Nunca me enamoro en primavera,- como Gala- y sin embargo todo lo que me rodea lo encuentro bello:

Las flores despiertan de la lluvia y riegan el manto ocre de la tierra. Por allende y aquende brotan, nacen y se estrellan, como un cielo raso en esas noches claras del invierno. Titilan en los prados volcánicos, despertando las brañas donde cantaban las aguas ahora secas; corriendo silentes por el camino que la marea brava allanó para ellas.

las piedras todas hablan a piel en flor y el suave manto las atraviesa de color. Hablan los verdes líquenes que adornan los pinos atlantes en lo alto de la loma; habla la brisa que asciende por las agujas ígneas de la tierra roma; Hablan las aves que se zambullen en el azul buscando alargadas hebras de plata esquivas; Hablan las ramas bicéfalas de los cactus que se adornan con púas y yemas nuevas.

Todo habla la vida viva: Vida interior que emerge viva, nuevamente vida o renacida por el sol alargado que navega hacía el ocaso vivo de la tarde.

Abril llega con su alegre canto. Nunca me enamoro en primavera,- como Gala- y sin embargo vivo enamorado de ese paisaje que siempre me comprende y todo lo calla hablando.

Por el lobo que camina.

Safe Creative #0908074208066

6 comentarios:

  1. "...todo lo calla hablando..." Me encantó eso!

    Aquí ya se aproximan los ocres que teñirán el suelo y el aire se torna cada vez más fresco... cada estación tiene su encanto, pero abril... yo siento que abril es especial en ambos lados...

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que abril nos regala ... los primeros atardeceres del año, cerrar los ojos y disfrutar del calor de su colorido, cerrar los ojos y sentir la vitalidad de la vida ... aunque sólo sea un instante! Muacc

    ResponderEliminar
  3. Esa estación de vendimia es hermosa: Toda la tierra yace en alarde grana y sol intenso, como si quisiera despedirse vistiendose de gala hasta que nuevamente sea abril el que inflame los verdes y nazcan todas las flores.
    El lobo es de otoño sea austral o norteño
    Aullidos afectivos Mónica

    ResponderEliminar
  4. Voy a contradecirte Mela, si me permites... De atardeceres el lobo es licenciado cum laude y los de invierno son los más bellos, en costa quebrada hay un lugar que cuando luce el sol de enero-febrero-marzo, pinta la costa con especial fulgor. por entonces el sol se oculta detras de la silueta recortada de eso picos tan nuestros aunque no será hasta vispera del verano que se sumerja lamiendo los Urros en el mar de los cántabros.
    Aqui en el paraíso la diferencia la traen las nubes invernales que se tiñen de malvas y fuxias de naranjas de fuego, pero los limpidos cielos de verano se incendian de forma espectacular.
    Aullidos muy afectivos.

    ResponderEliminar
  5. que bella tu entrada, mientras tú estas en primavera yo en otoño, que suaves e intensos tus emociones primaverales, la naturaleza, los paisajes verdes llenos de aromas de viajes al sol, sin duda eso es amor, amor real de ese que nunca se va permanece por que siempre esta en el mismo lugar...solo duerme algunos meses para volver a florecer..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. En el otoño la tierra se viste de fiesta para celebrar el fin que dará inicio a las cosas.
    Todas las estaciones son bellas, como dice el viejo Walt ninguna cosa es inferior a otra ni la estrella ni la hoja ni la hormiga.
    Aullidos y abrazos

    ResponderEliminar